miércoles, 20 de julio de 2011

¿Y por qué no están en la cárcel?

Esta entrada, subversiva y sediciosa, incita e invita a la objeción fiscal de conciencia, al fraude a la hacienda pública y a hacer pipí en la calle.

Quizás porque no soy un experto, o acaso porque lo soy, yo no entiendo nada.

De la deuda griega hablo, y de las consecuencias que al resto de los contribuyentes europeos nos puede traer que algunos hagan trampas jugando al solitario.

Por no extenderme seré breve. Grecia, o mejor dicho el gobierno griego, mintió a la Unión Europea y al Banco Central Europeo sobre sus cuentas públicas.

Para que nos entendamos, imaginen que ustedes van al banco a pedir un crédito. El amable bancario de turno entre promesas de bajísimos tipos de interés, cariño eterno y la minipimer de promoción, le pide a usted su nómina para ver cuánto se puede usted permitir. Si gana usted 100 le dejarán 40, si gana usted 1000 le dejarán 400.

Si miente usted, si trampea, finge, engaña, enturbia o sólo cuenta "una de vaqueros", se mete usted en un lío bastante considerable ya que esa eventualidad está recogida en el clausulado de minúscula letra que figura al dorso de los documentos que usted, con tanta alegría, acaba de firmar.

Usted, probablemente, acabe delante de un juez de malas pulgas y poca paciencia diciendo aquello de "soy super inocente, Señoría". Y de ahí al trullo si no es la primera vez, o de visita a comisaría una vez a la semana con unos indelebles antecedentes si es usted novel en eso del tocomocho bancario.

Pero el ex-gobierno griego lo hizo y aquí no pasa nada.

Aquí todos más jodidos que el que se tragó las tréberes y el ex-ministro de finanzas y el ex-primer ministro griego andan más felices que una codorniz dorando sus cuerpecillos al sol y riéndose de los griegos peces de colores.

Y nadie va a la cárcel y nadie pide que se les meta en la cárcel (bueno, de hecho lo pidió el ministro holandés de economía, pero fue a título personal).

Así pues, ¿por qué deberíamos ser nosotros distintos?, ¡eh!, ¿me lo saben explicar ustedes?

En mi opinión a Grecia le podrían dar muchísimo por donde los pepinillos amargan, y si por mi fuera ni un euro de mis impuestos iría a arreglar una situación que han creado cuatro desaprensivos puliéndose la pasta y mintiendo sobre ello.

Que les pongan jornadas de 60 horas semanales o que echen a todos los funcionarios o que vendan algunas islas o que hagan lo que les salga de las narices, pero que alguien pague por semejante cacicada.

Porque Grecia nos está jodiendo, con perdón, pero a base de bien. Y como aquí tenemos las cuentas un poco más saneaditas pero 5 millones de parados, pues hay quien piensa que somos lo más parecido a un casi igual, y cada puntico de más que pagamos a quienes nos compran deuda nos cuesta a los españolitos de a pie un Perú. Perú que vamos a pagar nosotros, no les quepa a ustedes la menor duda.

¿Que en Grecia van a pagar justos por pecadores y al final la clase media sale perdiendo?, pues no es mi problema. Mi concepto de solidaridad no llega tan lejos, que no les hubieran consentido semejante canallada, que se veía venir de lejos.

Si esto no se arregla y al final hay que pactar un "rescate" para España, va a suponer un atraso en lo económico y en lo social de, al menos, dos décadas. Es decir, nos lo vamos a pasar pirata.

Que metan a esos hijosputa en la cárcel, ¡coño!, aunque solo sea por cumplir un poco con el expediente.

P.D.

¿Alguien sabe la respuesta a por qué no les meterán en la cárcel?, vamos señoras y señores, que se lo he puesto muy fácil.

6 comentarios:

GS2008 dijo...

Apreciado Rocket:

Pues por que la superinteligente Unión Europea se quedaría con el culo al aire. No tiene mecanismos de control eficaces (el gobierno griego en su momento se la metió doblada)y lo más importante, desde cuando a visto usted un político eficaz y/o/u honrado...

P.D. La cita no es mia, pero ahí va:
"Los políticos, al igual que los pañales, hay que cambiarlos a menudo... y por las mismas razones".

P.D.+ Los únicos que han hecho eso, han sido los islandeses. Al parecer son personas bastante raras, creen en la ley y en aquello de "el quela hace la paga". Como aquí mismamente.

Rocket dijo...

Estimado GS2008,

Pues yo propongo que a los sospechosos se les practique su propio gentilicio, y si les gusta, pues que se lo dejen de practicar.

La Unión Europea sabía que algo iba mal, el Banco Central Europeo sabía que estaban mintiendo, pero no se puede hacer una auditoría a un país, se trata de confiar en su clase gobernante... craso pero inevitable error.

Como me bajen el sueldo por culpa de esos hijospu me cisco en sus progenitores, descendientes y ancestros veintemil millones de veces.

Tramposos de mierda.

Saludos,
Rocket

Cachalote dijo...

No Mr Rocket, no, el problema no son los griegos, es el mundo entero, me explico:

Deuda + intereses sólo es reembolsable con crecimiento económico, y esto es aplicable tanto a la deuda pública como privada.

El crecimiento económico sólo es posible con competitividad y disponibilidad de materias primas a precios razonables.

La competitividad implica que todos los agentes económicos se igualen por abajo, esto es, si en china producen barato, hay que producir más barato que ellos, y eso implica salarios como los de ellos, legislación ambiental como la de ellos, etc. Es lo que tiene la farsa de la globalización, que nos irá igualando a todos por abajo.

Las materias primas fundamentales se enfrentan a un escenario de escasez progresiva. Es un hecho el inicio del declive de la producción de petróleo, las materias primas estratégicas están en manos de China y su cuasi-monopolio de tierras raras, el mercado de alimentos está distorsionado por el desvío de parte de la producción agrícola para destinarla a la producción de combustible,y si fuese sólo eso, pero es que además hay que sumar otras disfuncionalidades del libre mercado, como los abusos de posición dominante de ciertos conglomerados industriales multinacionales del acero, del zinc, del cobre...

Por tanto, me permito recomendarle Mr Rocket que ahorre, ahorre ahora que aún puede, porque llega el invierno, y hará muuuucho frío, pero tenga cuidado al invertir sus ahorros, porque ni el más sesudo de los economistas puede saber si el nuevo equilibrio que llegará, no lo dude, se producirá por ajustes monetarios (inflación) o por deflactación de precios (reducción de precios y salarios). Estas soluciones no son nuevas, un ejemplo de la primera es la república de Weimar, y de la segunda, cuando un Churchill novato, y ministro de hacienda, restableció el patrón oro en Gran Bretaña, allá por 1924. Fíjese que curiosamente fueron coincidentes en el tiempo, y precedentes de cosas muy malas que pasaron después.

Con esto lo que quiero decir es que sí, que los griegos son unos golfos, y que nosotros, por otros problemas, algunos parecidos y otros claramente específicos, no nos quedamos atrás, no lo dude, pero hay que estar atento, y ver el asunto con perspectiva, no permita que el humo le impida ver el fuego, porque hay un enorme incendio que lleva creciendo desde hace ya demasiados años, y es ahí donde arderán nuestras expectativas de progreso y bienestar.

Pero vamos, que no me haga mucho caso, que igual nos toca el euromillón y nos reímos de todo esto mientras permanecemos tumbados en la playa, bajo una palmera de alguna isla paradisíaca.

Un saludo

Tirofijo dijo...

Estimado Rocket:

Le veo alterado, como cuando Homer descubrió una caja de detergente Mr. Crocket. El problema de todo lo que está pasando tiene un nombre, y es "paz".

El mundo (Europa, principalmente) lleva demasiado tiempo durmiendo la siesta, desde que en un lejano 7 de Mayo de 1945 la Alemania Nazi capitulara ante los aliados. Definitivamente hace falta una guerra como las de antes, nada de tontunas como la antigua Yugoeslavia, Iraq o Afganistán.

Me refiero a una guerra de verdad, de rusos entrando en Berlín, franceses vendiendo París y Estadounidenses llorando un 7 de Diciembre. Este periodo tan largo de paz ha alterado el orden natural de las cosas, ha conseguido que el personal se acomode, que su único objetivo sea pasar lento y con los bolsillos llenos por la vida.

Lo que está claro es que el común de los mortales no aprende por las buenas... Vá siendo hora de que lo hagan por las malas. El planeta necesita un reseteo.

A las trincheras, señores.
Un saludo.

GS2008 dijo...

Apreciado Tirofijo:

Pues me da en la nariz que Vd. no anda muy desencaminado, quizá no estemos muy lejos de los lemmings, esos bichitos que cuando de alguna manera "no caben más" van y se tiran por un rio o un precipicio...

La pena es que no me gustaría haber traido dos hijos al mundo para verlos morir.

Tirofijo dijo...

Estimado GS2008.

Le entiendo. Yo no tengo hijos pero sí familia, y no me gustaría verlos en un campo de refugiados o tirados en una cuneta con un disparo en la nuca. Tan solo digo que, pensandolo friamente, sería una salida a la actual crisis mundial.

Es decir, tras una gran guerra, los supervivientes deben reconstruir naciones enteras, lo cual dispara la productividad y el crecimiento económico. También te desaces de una parte prescindible de la población (teoría de la evolución: solo sobrevíven los más fuertes).

Me remito a los acontecimientos acaecidos este fin de semana en Noruega. Si el autor de la masacre hubiese vivido un gran conflicto en sus carnes, como seguro hicieron sus abuelos, esto no habría pasado.
En el telediario, salió un testigo preguntandose: "como ha podido pasar esto en la pacífica Noruega", pues en la frase tienes la respuesta, "pacífica".

Hace tres siglos, en cáda década había dos cosas, una guerra y una epidémia. Esto mantenía unos niveles de población adecuados. Imagínese que nadie hubiera muerto por alguna de estas dos causas en los últimos trescientos años y todo el mundo hubiese procreado, ¡seríamos el doble de los que somos ahora en el planeta!, solo pensarlo me pone los pelos de punta.

En definitiva, cuantos más seamos, a menos cogemos. Las cuentas son claras. ¿Dá pena, dá miedo?, sí, y no solo eso, dá asco imaginarselo, pero halgo tiene que pasar, y tiene que pasar ya.

Un saludo.