sábado, 11 de septiembre de 2010

11-S

Hoy hace 9 años, parece mentira.

En ocasiones, y sé que esto es un tópico, tienes la sensación de que estas presenciando algo que va a marcar un hito en la historia, que algo verdaderamente cambiará el futuro. Es evidente que ese día fue uno de esos momentos. Seguro que el lector recuerda qué estaba haciendo cuando se enteró, cómo buscó la primera televisión disponible, qué pensó, opinó, temió...

Como siempre hay quien justifica la barbarie, el sin sentido, la sinrazón y el odio amparándose en decisiones pasadas o futuras. Hay quien se encuentra cómodo justificando sus ideas o las de sus amiguetes por tal o cual acción. A esos les digo que no saben nada, no han visto nada, no entienden nada.

Los muertos inocentes no tienen causa, ni patria ni bandera, son de todos, tan nuestros como suyos, da igual si es Bagdag, Barcelona, Bombay, Telaviv, Marrakech, Madrid, Londres, El Cairo o Tokio. Eso da igual.

Mi recuerdo para todos los que se vieron afectados por aquello, mi recuerdo para los que se han visto afectados por el terrorismo donde quiera que se hayan producido atentados.

Y por cierto, el que no ha visto la cara de un americano el 11 de septiembre de 2001 no ha visto la perplejidad.

Y sí, aunque también se haya convertido en un tópico, mi recuerdo para los "chuletas" de los bomberos y los "chungos" de los policías de cualquier país civilizado, no me cabe la menor duda de que el sacrificio enorme que hicieron allí se hubiera producido en cualquier otro sitio. Parafraseando el lema de la OJE (a la que no pertenecí... ¡no empecemos!), "vale quien sirve"

4 comentarios:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

El puto 11-S... Claro que recuerdo lo que estaba haciendo, y hasta tengo un vídeo grabado un rato después del segundo avión contra las Torres Gemelas donde aparezco con chaleco antifragmentos y hablándole a la cámara en plan documento histórico para la posteridad. Algún día rescataré ese vídeo, lo digitalizaré y lo colgaré en DCC para que se vea cómo vivimos aquello en ZO.

Respecto a ese párrafo, Rocket, donde se queja de cómo algunos justifican la barbarie, vuelvo a estar de acuerdo con usted, y pongo un ejemplo que me ha costado alguna desagradable discusión: hay quien acepta que un palestino se meta en un autobús israelí y lo haga volar con todos los viajeros dentro. Quien ve eso aceptable me dice que los pobres palestinos no tienen otra manera de combatir. Claro, de igual modo que el etarra que le pega un tiro en la nuca a cualquiera es un pobre vasco que "no tenía otra manera de combatir", ¿y además de él quién quería "combatir"?. Me cago en esas maneras de combatir masacrando a ciudadanos indefensos. Como militar profesional no puedo tolerar esos "combates", que para mí son meros asesinatos, y es que luchar por la victoria está muy bien, salvo cuando para alcanzar esa victoria tengas que asesinar, en cuyo caso hay que admitir la derrota (y sin olvidar que Israel no se queda corto en desmanes abusando de su histórico victimismo). Bah, es que me quemo con estas cosas, y creo que usted iba por otro lado.

Rocket, dice usted que "Los muertos inocentes no tienen causa, ni patria ni bandera". Yo iré más lejos y diré que entre los muertos no puede haber inocentes ni culpables, y que una vez muertos para ellos dejan de existir las causas, las patrias o las banderas; eso son cosa de los vivos, sean "inocentes" o culpables.

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Una vez corregidas las cuatrocientas faltas de ortografía de mi entrada, procedo a responder a su comentario.

Y, sin que sirva de precedente (que nos va a tomar por lo que no somos), no puedo estar más de acuerdo con usted.

Solo disiento en aquello de que entre los muertos no puede haber inocentes ni culpables. Sí, sí, ¡claro que los hay!, otra cosa es que una vez finados se la bufe todo, que ya sabemos con qué pasotismo se toman los muertos las cosas de los vivos.

No es lo mismo el asesino sin escrúpulos al que le vuelan la cabeza desde 2 kilómetros de distancia a la criatura a la que le cae encima una bomba de 500 kilos porque alguien de inteligencia cometió un error al identificar objetivos.

No, no, ahí disiento.

En cualquier caso, solo era una entrada "efeméride" como otras que habrá en el futuro, supongo...

Saludo,
Rocket

Rocket dijo...

Por cierto, quería decir "que nos VAN a tomar por lo que no somos"

Y, obviamente no me refería a usted, que sé que no me derrapa por ese lado, sino por cualquier lector, o lectora, avispado, o avispada, que pretenda hacer coñitas a nuestra costa.

Saludos,
Rocket

Heavy Mimosa dijo...

Recuerdo lo que estaba haciendo yo... Estaba con mi padre viendo un canal especializado en economía (no, Intereconomía, por supuesto, que po aquel entonces solo operaba por radio, si no me equivoco) donde estaban comentando los movimientos bursátiles del día, y las Torres se veían por la ventana del fondo del edificio, de modo que sí pudimos ver las caras de pasmo de los allí presentes.
Me acuerdo de mi madre en la puerta del salón, llorando a lágrima viva mientras estrujaba un paño de la cocina, aunque no conocía a ninguno de los que cayeron aquel día.