jueves, 30 de septiembre de 2010

40

En esta semana (por no revelar la fecha exacta), hace 40 años que nació un hermoso niño en el Sanatorio de la Milagrosa, en pleno centro de Madrid.

Padre, madre y su hermanita mayor quedaron encantados con la llegada del querubín, sobre todo cuando éste bajó de la lámpara 5 horas después de su venida a este mundo y pudieron proceder a realizar los trámites de empadronamiento y filiación.

A los 6 meses sabía leer en tres idiomas y a los 8 era toda una autoridad en ecuaciones diferenciales. Al año y medio de su nacimiento había compuesto tres sinfonías y una ópera y dos meses después había escrito un best seller bajo seudónimo cuyo título no mencionaremos por discreción.

En contra de los rumores que corren sobre su participación en la carrera espacial, Rocket (Rocketito por aquella época) no formó parte de la última misión Apolo a nuestro satélite, aunque asesoró como consultor externo al Jefe de Planificación y Entrenamiento de astronautas de la NASA.

A los tres años tenía más de 500 horas de vuelo (si bien no en reactor, hito que consiguió a los cinco años) y 4 meses más tarde había destrozado el mejor tiempo de un F-1 en el circuito de Monza.

En los siguientes años, tras realizar ocho carreras y cuatro doctorados en las más diversas disciplinas y en los mejores centros de conocimiento del mundo, trabó amistad con personalidades como Mario Vargas Llosa, Claudia Cardinale (a la que propone infructuosamente matrimonio), Stephen Hawking, Golda Meir, Marlon Brando, Bo Derek (a la que propone infructuosamente matrimonio), Richard Nixon, Adolfo Suárez, Linda Lovelace (a la que propone infructuosamente sexo oral), Pablo VI, Cocó Chanel, las cantantes del grupo ABBA (a las que propone infructuosamente matrimonio), Leónidas Breznev, John Le Carré, Los Ángeles de Charlie (a las que propone infructuosamente matrimonio), el grupo Led Zeppelin, Ho Chi Mihn, Maud Adams (a la que propone infructuosamente matrimonio), Henry Kissinger, Felipe González, Elton John (que le propone infructuosamente matrimonio o sexo oral) y “Lupita”, la cabra de la legión.

A la edad de ocho años, tras haber regresado de una secreta misión en Rabbat, y mientras realiza la arriesgadísima tarea de pelar un huevo duro en la cocina de su casa de San Tropez, resbala y se golpea la cabeza contra la puertezuela de la lavadora. A resultas de este dramático accidente sufre una conmoción cerebral masiva que, de un lado hace que pierda completa y absolutamente la memoria, y de otro le deja medio tonto de por vida. Sólo el pago del tratamiento con el total de su enorme fortuna evita una muerte que, de otra forma, hubiera sido inevitable.

Desde entonces su vida discurre de manera más discreta y menos glamourosa que en sus primeros años y hay incluso quien afirma que ha creado un blog en el que escribe tonterías y chorradas para escarnio de los tres lectores que, por pura bondad, tienen la amabilidad de leerlas.

Rocket cumple 40 añitos, ¡joder cómo pasa el tiempo!

P.D.


Estimadas señoras y señoritas, no se dejen ustedes impresionar por el 4 que comienza el dígito de mi edad. Yo no estoy viejo, sólo un poco usado...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades querido!

Siempre has tenido pinta de niño prodigio, en plan Marisól pero sin pelo largo, sin tetas (supongo)y con colilla.

Besos

B. Deberó

Cachalote dijo...

Juas juas, Mr Rocket, es usted un cachondo. Mis felicitaciones por su aniversario.

Servidor que hace ya unos meses que camina por la abrupta senda de los 40, puede decirle, con conocimiento de causa, que el camino no es tan duro como dice la leyenda urbana.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Rocket, pruebe a ofrecerle matrimonio a Deberó, que parace que obtendrá más éxito. (Aunque, si me permite el consejo, yo antes le propondría sexo puro y duro, que igual es lo único que ella quiere y todos quedan contentos).

¿40 tacos? Bah, un chaval.

Rocket dijo...

Estimada Blanche,

Jajajajajajajajaja, mire que es usted bicho malo. ¿Dejará usted algún día su anonimato para que pueda rebatirle a la cara?

Tetas si tengo, pocas y no tan compactas como solían por falta de ejercicio, pero ahí siguen.

En cuanto a la colilla, ¿a que se imagina la respuesta?


Estimado Cahalote,

Pues ya que va usted escapado del pelotón de los cuarenta, sírvase si es usted tan amable a advertirnos a los más "pipiolos" de los peligros que encontraremos en el camino. ¿Es verdad, por ejemplo, que a los 40 años y 6 meses comienzan a brotar extraños apéndice en la espalda que se terminan convirtiendo en alas de murciélago?

Estimado Leónidas,

Si no propongo mal, y si propongo, peor. Si se me ocurre mencionar algo de sexo ya empezamos con la cantinela de que soy un salido, y un guarro y un bla, bla, bla. ¡Nunca sabe uno como acertar!

40 palos, sí. Y sí, efectivamente estoy hecho casi un chaval, claro que ese "casi" pesa en la conciencia, sobre todo por no hacer nada, pero nada, de ejercicio y darle a la rubia (cerveza, por desgracia) más de la cuenta durante los fines de semana.

Por cierto, celebro la reapertura de su blog...


En común, gracias por las felicitaciones.

Saludos,
Rocket

La Chispa de la Vida dijo...

Ánimo Mr Rocket, los 40 no son ná...
Ná de ejercicio, ná de copas, ná de tiempo libre y ná...de ná. Y no es por desanimarle, Dios me libre.

Aún así le deseo otros +40 intensos años de más llenos de logros para la Humanidad.

Las alas de murciélago solo nacen a partir de los 50 cuando se da nocturnidad y alevosía.
Creo que es preocupante solo cuando salen junto a un par de colmillos extremadamente afilados...

PD. ¿Y qué pasó con Elton John? Me tiene Ud. en ascuas

Rocket dijo...

Estimada Chispa,

Gracias por la felicitación.

Como bien puede leer en el relato de los primeros años de mi vida, el bueno de Elton tuvo un infructuoso intento... aún puedo sentarme con soltura y sin recurrir a almohadillas o cojines especiales.

Saludos,
Rocket

Anónimo dijo...

Querido mío, por supuestísimo que no.

¡Así es más divertido!

Gracias por corregirme en lo de los pechos. A veces puedo resultar demasiado parca en palabras.
Menos mal que está ud. en todo.

B. Deberó

Rocket dijo...

Blanche,

No había reparado en su comentario.

JAJAJAJA

No esperaba otra respuesta, creo que la mencionaré a usted en una entrada que escribiré sobre "el cachondismo"

Saludos,
Rocket

Pajeú dijo...

¿Llego a tiempo para darte 40 tirones de oreja y 1 de nariz????

Un SoSo. O No (mejor 40 SoSoS)

Rocket dijo...

Jajajajaja

Usted siempre llega a tiempo, Ms. Pajeú.

Muchas gracias por los tirones, especialmente por el de nariz.

Saludos,
Rocket