miércoles, 16 de marzo de 2011

La historia interminable


Nadie con un mínimo de objetividad dudaría que Sortu es, en algo más que esencia, la sucesora de Batasuna, Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y demás inventos de la mal llamada izquierda “abertzale”.

Todos ellos han tenido el mismo objetivo, “infiltrarse” en las instituciones vascas para “trabajar” desde dentro.

Y por ese entrecomillado trabajar entiendo obtener fondos, gobernar a su antojo en aquellas administraciones en las que tuvieran opción a hacerlo y, en general, deteriorar en la medida de lo posible la percepción que de España - entendida como conjunto - se pudiera tener en el País Vasco, Navarra y demás “territorios” que consideran propios e incluidos en la gran Euskalherría.

Su objetivo es y ha sido siempre el mismo, esto es, hacernos la “cusqui” al resto de españoles sirviéndose de las normas por las que todos nos regimos para no hacernos la “cusqui”.

Todo ello bajo la amenaza de la serpiente y el hacha, que hace mucho tiempo que se percató de que matar políticos, jueces y gente pública en general era mucho más rentable que matar militares y policías... y mucho más efectivo.

Siendo esto no una opinión sino un hecho, me pregunto qué demonios ha cambiado para que se produzca, por enésima vez, el debate sobre si un partido de ETA sí o un partido de ETA no. Y todo ello sin que ETA deje definitivamente las armas.

Algo así como que les dejamos entrar en nuestra casa sin arrepentirse y sin decir definitivamente, y con control policial, ya no mato, extorsiono, agredo o insulto más, solo con un “indefinidamente” tan rocambolescamente difuso que parece cosa de chiste.

Paletos de mierda jugando a la alta diplomacia y algunos tontos del haba prestándoles atención y dándoles crédito.

Y yo me pregunto, si les dejamos presentarse a las instituciones y ganan sus muy cotizados sillones de concejales en los ayuntamientos de Basauri, Mondragón, Hernani o Elduaín, ¿respetarán la obligatoriedad de hacer ondear la bandera española en el consistorio?

Niet tovarishch.

Si me doy una vuelta por Mondragón y decido que quiero hacer campaña a favor del PP o el PSOE ¿me permitirán que utilice los mismo medios que Sortu para llevarla a cabo y podré moverme libremente sin temer por mi integridad física?

Niet tovarishch.

¿Podré montar un bar llamado Viva España cuyo fin sea recaudar fondos para la causa de la permanencia de Euskadi en España sin que a nadie se le ocurra tirarle un cóctel molotov y tendré a la policía local atenta a que eso no pueda ocurrir?

Niet tovarishch

¿Tendré, en cualquier caso, la garantía de que los ayuntamientos y demás fueros en los que Sortu obtuviera representación, cumplirían fielmente con la legislación vigente y no tendrían intención de infringirla bajo ninguna circunstancia?

Rotundamente niet tovarishch

Quien piense que los hilos de Sortu no están movidos por ETA se equivoca.

Quien piense que una nueva era de prosperidad se cierne sobre el País Vasco gracias a un previsible fin de la violencia usando ese camino, se equivoca.

Quien opine que solo dejando entrar a Sortu de nuevo en las instituciones se normalizará la situación en el País Vasco lo hace de manera interesada, porque los votantes de según qué partidos en según que pueblos deberán seguir yendo escoltados para que cuatro niñatos ( o mucho más creciditos) gilipollas no les peguen una paliza, les destrocen sus negocios o les insulten impunemente por la calle.

La situación en el País Vasco es tal que hasta se empieza a consentir y a considerar normal en algunos ámbitos no estrictamente “abertzales” que los supervivientes o familiares y amigos de atentados terroristas, las víctimas del terrorismo, deban tener la misma consideración moral que un hijoputa que pone bombas lapa o mata por la espalda y que está preso por tales hechos en Nanclares de Oca.

Lo único que pretende Sortu, como todos aquellos que la defienden o “comprenden”, es hacer uso del estado de derecho para obtener, fuera de derecho, sus propósitos. El resto, con perdón, se la pela.

Pues nada, van a ver ustedes como al final tenemos a los tipejos estos otra vez en butacones rojos.

8 comentarios:

PMU dijo...

Afortunadamente al Supremo no se la dan y les ha parado los pies, aunque por poco. Decirte que en 25 años ha cambiado mucho el panorama: de decir "algo habrá hecho", cuando ETA asesinaba a alguien, hemos pasado a hacerles homenajes, ponerles calles o su nombre a polideportivos.
Pedro Miguel

Rocket dijo...

Estimado PMU,

Bien, parece ser así en el caso de Sortu, veremos si les funciona el plan B con Eusko Alkartasuna de cobertura...

Y sí, es cierto que ya no se piensa en ese "algo habrán hecho" de antaño, pero parece que muchos jóvenes vascos establecen una especie de equidistancia entre los criminales y sus víctimas, porque las asociaciones de víctimas cuentan con cada vez menos respeto por parte de algunos. Y eso no es una percepción, es un hecho confirmado por encuestas serias.

Parece que a algunos les cansa que se quejen, que pidan justicia o, simplemente, que en la mayor parte de los casos no antepongan su "vasquedad" a sus reclamaciones.

Evidentemente este hecho no se produce de la misma forma ni con la misma intensidad en todas partes, pero está ocurriendo y es grave.

O al menos a mi me lo parece.

En cualquier caso, tiene usted razón, no seamos derrotistas y alegrémonos de que las cosas estén mucho mejor que hace 25 años.

Saludos,
Rocket

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¡Me cago en to lo que se menea! Tras leer el primer párrafo, el de la letra cursiva o BASTARDILLA, he experimentado uno de mis ataques de mala follá y ahora no puedo seguir leyendo hasta que se me pase: tengo planeado reabrir a las masas lectoras mi famoso blog con el subtítulo de "La vuelta del enfant terrible", pero ahora que usted ha usado ese galicismo voy a parecer un puerco copión.

Pues nada, nada más que por eso me pego otros cuantos meses con DCC chapado. ¡Y encima dejo de respirar!

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Lamentable y desagradable coincidencia (sobre todo para usted que llegó tarde, he de decir) pero... ¿por qué, en el nombre de belcebú, me responde uste en esta entrada y no en la original?

Estos enfants terrible son de un misterioso misteriosísimo, cualquier les entiende.

¡Y abra usted ya el blog, diantre, que a las masas lectoras les gusta leer y yo no les doy sino migajillas de pan!

Se merece usted que le visiten los estraterrestres abductores analizadores por perezoso.

Saludo,
Rocket

María. dijo...

Mr. Rocket:

Puedo contestarle yo?...puedo, ..puedo..puedo?? JAJAJAJAJA!!

Sabe tengo una teoría, entre usted y yo, que Leo se nos hace viejo... y ya parece que no coordina bien..xD

Por cierto ya había leído la entrada, pero he vuelto a releerla y una vez más solo encuentro una palabra " estraordinaria ".



Leónidas:

Deberías hacer caso a Rocket, y reabrir el blog, con lo bonico que te quedaría hacerlo hoy..


Zorionak eta ondo pasa gaur, Cosita.
Txokolate musu.

Rocket dijo...

¡¡¡No puede ser!!!

¿No me habré olvidado del cumpleaños de Mr. Kowalski, verdad?

Digáme usted que no, ande.

Por lo demás, JAJAJAJJAJAJAJAJAJA, debo confesar que es usted única señora mía. El día que tiene usted el lapiz afilado...

Saludos,
Rocket

María. dijo...

Mr. Rocket:

Gusifluky dice que ni confirma ni desmiente, pero que apostaría el rabo y los bigotes (que los 'webs' si los tuviera que también) a que algo de ello hay.

Yo que usted lo Felicitaba, aún está a tiempo.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Maldita mierda...

He perdido práctica en esto de moverme por un blog, y ya ni sé dejar los comentarios donde debo. Me he enterado del desbarajuste porque Cachalote me ha felicitado mi cumpleaños tras leer estos comentarios vuestros y me ha advertido. Sí, me hago vieja, me hago vieja y puta. Y gorda.

Rediós, soy una puta vieja gorda con demencia senil y los esfínteres flojos... pero os gustaría mi blog secreto si lo conociérais.