miércoles, 1 de diciembre de 2010

Los "trepas" II: la saga continúa


Hoy he tenido un enfrentamiento directo con "ese sujeto" .

No ha hecho falta levantar la voz, ni decir ni un taco, y ha sido en público y con "taquígrafos" durante una reunión, pero le he hablado como hacía mucho tiempo que nadie lo hacía y he sentido como primero se indignaba y luego se acojonaba.

Y ha sido un auténtico placer.

Y he de decir que ha sido un acto de completo egoísmo, mitad defensa de mis intereses, (en los que, ¡cómo no!, se quiere inmiscuir) mitad advertencia y disuasión para que no me haga a mí lo que ya ha hecho con otros.

Sin embargo a medida que no le dejaba meter baza ni utilizar sus habituales y banales excusas, ataques, argumentos y monsergas para quedar como el campeón de la verdad, a medida que lo iba dejando en evidencia delante del resto de asistentes, a medida que se iba aplastando en la silla, bajando la mirada, cruzándose de brazos como el mierdecilla que es, iba recordando los nombres de los compañeros agraviados por este pusilánime.

¡Oh, sí, lo reconozco! he disfrutado con cada palabra que pronunciaba, sintiendo como le herían en su orgullo. He disfrutado cada vez que el resto de asistentes me daba la razón y me empujaban a rematar la faena y he disfrutado, he disfrutado mucho, cuando ha vuelto a esbozar la sonrisa de no haber roto un plato en toda su vida porque no sabía dónde meterse.

Siempre hiena.

Evidentemente no había jefes en la sala. Era una reunión de iguales, pero hubiera actuado de la misma forma de haber sido otro el caso.

Y me pasará factura, se lo puedo garantizar a ustedes, y a no mucho tardar.

De hecho me consta que ya me está preparando una de la que difícilmente me podré zafar, pero ¡qué demonios!, hacía meses que no me encontraba tan bien y con la conciencia tan tranquila.

Porque yo podré ser muchas cosas... pero no soy ni un vendido ni un cobarde.


13 comentarios:

Cachalote dijo...

Mis más sinceras felicitaciones por ese momento de gloria. No me cabe la menor duda que poner en su sitio a ese tipo ha sido todo un gustazo. No obstante, cúbrase bien las espaldas, no se cómo andaran los puñales por su lugar de trabajo, pero en el mío, a la que te descuidas te cae una puñalada en la espalda, metafóricamente hablando, por supuesto. Tenga en cuenta que no hay nada tan peligroso de exponer como una verdad incómoda, especialmente si hay padrinos de por medio.

Rocket dijo...

Estimado Cachalote,

Hay más que padrinos, hay padrinazos, y sí, sé que esto me costará un disgusto o dos, como decía en la entrada. Probablemente gordos.

Pero es que no todo en esta vida puede ser preocuparse por la carrera, ni por el bienestar a corto.

Insisto en que hay que tener "vergüenza torera" y un par de narices de vez en cuando, sino nos convertimos en uno de ellos y a mi no me pagan por ser dócil.

No soy de los que me cayo, tengo fama de eso, todo por supuesto profesional y cortés, pero no especulo con la información, ni toco las pelotas al personal, no fastidio a la gente en su trabajo y echo una mano siempre que puedo.

A veces gusta y a veces no, a veces te hace subir a los altares y a veces te rebaja a los infiernos. Yo llevo varias subidas y bajadas.

No soy un loco ni un osado, pero si opinión y criterio me piden es lo que ofrezco.

Y cuando llegue el momento de recibir las puñaladas, pues boca cerrada, puño apretado y a recibir como un campeón.

Lo de hoy no me lo quita ni Dios, y era exactamente lo que se merecía este jodido cretino.

Saludos,
Rocket

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¡Con dos cojones, sí señor! ¡CON DOS COJONAZOS!

Ey, chicos y chicas, miradlo, miradlo bien. ¡Es mi Rocket y estoy orgulloso de él!

Rocket dijo...

Leónidas querido,

Sírvase tomarse unas cañas que paga el menda lerenda.

Pero lo mejor, y que he omitido, es que estaba presente una de las personas de mi equipo "levantando acta" y cuando hemos salido de la reunión me ha dicho "¡con dos cojones, jefe!" y, ¡Dios!, ¡hacía tiempo que no me sentía tan bien!

Y es una de las dos personas de mi equipo en las que tengo total confianza a la que valoro y aprecio tanto personal como profesionalmente. Pero durante una temporada no nos hemos llevado bien (ni siquiera me invitó a su boda) y eso me tuvo muy preocupado.

Sin embargo, de dos meses a esta parte, todo ha vuelto a cambiar y el episodio de hoy a terminado de pulir la mínima aspereza que pudiera quedar...

¿Se puede pedir más?

Saludos orgullosos,
Rocket

Rocket dijo...

Sustituir "...a terminado..." por "...Ha terminado"

Saludos avergonzados,
Rocket

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Usted no es mi Gusifluky (ya le gustaría), pero en casos como este yo le hablo así a mi gato:

"Ñuky truky truky ñuky, ¡ñocotroco troco ñoco!"

Lástima que usted no me entienda.

Y no, no se puede pedir más. Además, reconozca que no le hubiera gustado asistir a esa boda.

Rocket dijo...

Estooooooo,

Sustituir "...de los que me cayo..." por "...de los que me caLLo..." y "...sino nos convertimos..." por "...SI NO, nos convertimos..."

Poco dura la alegría en la casa del pobre.

Y gracias por no destacar semejantes burradas. Se agradece enormemente.

Saludos brutos, muy brutos,
Rocket

uno que ya es viejo dijo...

No olvide que el trepa lo fomenta el jefe, normalmente disimula su incompetencia y tapa sus vergüenzas. Intentará jugarsela, pero es fácil evitar el peligro cuandu uno se mantiene firme y cumplidor.

Lo más peligroso del mundo es ser valiente y a la vez escaqueao.

Rocket dijo...

Estimado "Uno que ya..."

Créame, mi suerte está echada, me caerán hasta en el DNI, se lo puedo garantizar.

Mi jefe es de los que se pone de perfil para que las hostias las reciba el que suscribe, que ya ha demostrado ser un jodido fajador.

Y el gran jefe, con el que tenía una muy buena relación personal, anda cabreado porque, a veces, las verdades no le gustan.

Y me gustaría decir que me la bufa, pero no, no es el caso. No me gusta andar metido en problemas, restan tiempo y energías y la carga de trabajo sigue siendo la misma, o superior.

Además, quitan horas de descanso.

Pero prefiero todo eso a ser un número sin personalidad y sin criterio.

¿Y sabe una cosa?, la gente que lleva años trabajando conmigo me apoya a muerte, y eso que hacen una media de 14 horas "extra" a la semana, trabajan un considerable número de fines de semana, viajan con frecuencia, tienen reuniones maratonianas, se chupan 1.000desplazamientos, etc, y todos tienen familia y ninguno protesta.

Así que yo con ellos y ellos conmigo al fin del mundo.

Y salga el sol por Antequera.

Saludos,
Rocket

uno que ya es viejo dijo...

Estoy contigo.
No tema, hay heridas que se pueden lucir con orgullo.
Un capitán me enseñó muy jovencito que asumir la resposabilidad, aunque eso nos depare castigo y persecución es más importante que carrera o medallas.
Este hombre, tenía apellido de capital de pais.

Vine para quedarme dijo...

Los trepas prefieren la lucha con el débil, con el que no responde. Buscan la gracia fácil, la complicidad de terceros, su mirada, para manifestar su segura prepotencia; la gran desgracia es que de un día para otro no se hundan.
Sí, es verdad: la mierda flota. Pero también es cierto que pero pasado el tiempo, también se hunde.

Y ese es y será nuestro momento.

¡Grande Rocket, Grande!

Rocket dijo...

Una que ya es viejo,

Sí, es cierto, pero cuando caen chuzos de punta a veces uno se pregunta por qué demonios no habrá cerrado la bocaza, con lo tranquilo que se vive tranquilo.

Y luego la vuelves a abrir y te dices "tío, tú no escarmientas"

En fin, es mi humana condición, está en mis genes. Mala suerte.


Vine para quedarme,

Usted bien sabe que me importa un carajo si el sujeto en cuestión se hunde, flota o todo lo contrario.

Simplemente no es mi puto problema, no soy un defensor de las causas perdidas, ni el guerrero del antifaz, ya dejé claro que lo hice por puro egoísmo, aunque luego me recreara un poco en el desagravio s mis compañeros.

Por mi como si se la pica un pollo. Pero los cojones no me los toca ni Dios si pued evitarlo.

Y hoy he tenido el tercer asalto(el segundo fue ayer), ya en privado y tet a tet, pero es que ya no me apetece ni contarlo, me agota este puto sujeto. Es partidario de la doctrina de "a la victoria por el desfondamiento"

Es una pesadilla...

Saludos,
Rocket

Vine para quedarme dijo...

Pues éso, lo que yo decía: que le den por el culo.( siempre que no le guste, cosa que respeto pero que no comparto)

Y a seguir viviendo como podamos.O más bien, como nos dejen.