lunes, 24 de enero de 2011

Déjà Vu


Mal andan las cosas. Quien más y quien menos todo el mundo sabe que así es, pero que venga la Canciller Alemana a espetárnoslo en la cara pica y escuece.

Su ofrecimiento suena a la década en la que los españolitos cerraban sus maletas con cuerda de cáñamo y partían hacia Alemania a buscarse el sustento para los suyos. Y el sustento digo, que no la fortuna, pues no conozco a nadie que viniera enriquecido de allí. Con algunos ahorrillos, tal vez, pero no al modo indiano de 50 ó 100 años atrás.

(De los procesos que los emigrantes españoles tenían que pasar para poder trabajar en Europa hablamos otro día, que mucha miga tiene ese tema).

Ahora Doña Ángela nos vuelve a ofrecer ganarnos el jornal en suelo teutón.

Mal van las cosas en la piel de toro, mal van.

Este comentario, que se va a materializar en ofertas concretas de empleo para españoles, tiene mucha miga y da para tocar muchos “palos”.

Podríamos hablar de la importancia de un sistema educativo que forme y prepare a los alumnos y les convierta en buenos ciudadanos y buenos profesionales. Sin embargo vivimos en un país donde lo más importante no parece ser la educación y la formación, sino el adoctrinamiento. Triste, así que no hablaré de ello.

Podríamos hablar de la coletilla “honrado” que añade la Sra. Merkel y que indica que no considera que todos lo españoles lo seamos. Triste, así que no hablaré de ello.

Podríamos hablar de las circunstancias, aciertos y desaciertos que nos han llevado a la actual situación económica. Triste, así que no hablaré de ello.

Podríamos hablar de un país tan “tocado” que cuenta como único motivo de orgullo nacional las victorias deportivas. Un país sin confianza en sí mismo, que se columpia entre no considerarse nada hasta creerse el ombligo del mundo, todo extremos. Triste, así que no hablaré de ello.

Podríamos hablar de la cortedad de miras y la imposibilidad de negociar, acordar y pactar que gobierno y oporición demuestran en asuntos de estado (los importantes) que nos harían mejorar mucho en el medio y largo plazo; y todo por intereses electorales y por ganar medio punto en las encuestas. Triste, así que no hablaré de ello.

Podríamos hablar de esos cabrones que meten mano en la caja, que mangonean, que roban y nos saquean y que nos dan externamente esa imagen de país poco serio, muy de pandereta y cachondeo, de golfos pícaros y oportunistas. Triste, así que no hablaré de ello.

Podríamos hablar de los políticos. Triste, así que no hablaré de ello.

Hablaré de los que acepten la oferta y se muden a Alemania a trabajar. De los que se atrevan a aprender otro idioma, a cambiar de país, de cultura y de sociedad para ganarse las habichuelas y, de paso, pasarlo lo mejor posible. De los que comiencen a reservar ya desde España los vuelos para volver a casa por vacaciones, por aquello de ahorrarse uno eurillos.

De los que dejarán a España por las nubes a base de hacer bien su trabajo, con seriedad y profesionalidad... y probablemente con su puntito de cachondeo.

De los que, a buen seguro, empezarán a quedar con otros españoles los sábados por la noche para tomarse unas cervezas, ver el partido del Barça o simplemente darle a la sinhueso en cristiano. Eso lo ha visto el que suscribe en más de un país a pesar de internet, skype y los vuelos low cost.

Vosotros sois nuestra mejor tarjeta de visita, la buena, la fetén, así que mucha suerte y muchas gracias.

Y ojalá que os forréis.

13 comentarios:

Cachalote dijo...

Juas, juas, Mr Rocket, cuanta razón tiene. Ese tema da para escribir un libro completo.

Yo conozco de cerca tres casos de chavales y chavalas, recién titulados y con idiomas, que se liaron la manta a la cabeza y tiraron para allende los mares, de Suecia a Holanda y hasta Japón. Y...¿Sabe una cosa? aunque el perfil de esta nueva emigración sea totalmente distinta a la de los sesenta, porque ahora son gente formada, y de família con cierto nivel, quiero decir que no es precisamente la necesidad lo que lleva a tomar la decisión; el sufrimiento del abuelo que te cuenta que conoce a su nieto medio japonés, de verlo en la pantalla del portátil, creo que es el mismo o mayor que había en las famílias de antaño, porque estos chavales, han organizado sus vidas en esos países, difícilmente regresarán si no es de vacaciones.

Qué triste dar una vuelta tan grande para acabar en una posición tan dolorosamente parecida. Y lo peor de todo es que tal como están las cosas, no hay salida. Todos son iguales y no podemos confiar en los "hombres sabios" que nos dirigen. Pero bueno, ¿Qué le voy a contar a usted que no sepa ya?

Rocket dijo...

Estimado Cachalote,

Hasta ahora era frecuente encontrar universitarios saliendo a trabajar fuera. Yo también tengo familia y amigos en esas cisrcunstancias, algunos volvieron, otros no, pero todos parecen felices, nadie se queda fuera si no quiere, eso está claro.

Sin embargo, me temo que el ofrecimiento de Doña Angela no va a ser para ingenieros o arquitectos, o al menos no solo para ese tipo de profesiones, sino para "maestros" en oficios que requieren especialización pero no carrera: especialistas en impresión, torneros, personal especializado en industria del motor y un largo etcétera de profesiones.

Si lo vemos por el lado positivo (que ya es echarle buena voluntad) eso implica que las ofertas serán jugositas y atractivas.

Para pagar cuatro chavos ya tienen a los del Este, sin embargo, estos carecen de cualificación trabajando con maquinaria y sistemas de trabajo complejos.

Eso quiere decir que no nos iba tan mal en su momento, que el tejido industrial español se modernizó bastante y que no somos malos currantes del todo.

Como siempre decimos: "¡qué buen vasallo si tuviera buen señor!"

Anónimo dijo...

Bueno bueno, no es por ponerme en modo "pues tú más", pero no me gusta nada los aires que se dan los alemanes cuando las cosas por allí no están para tirar cohetes.

Y es cierto que el temita aquí están de lo más chungo, pero allí no están mucho mejor.

Al menos aquí tenemos personal preparado, cosa que no pueden decir ellos, pues según parece casi 3/4 partes de las empresas medianas alemanas reconecen que les resulta complicado encontrar mano de obra cualificada.

Lo malo de todo esto, no es que la gente se tenga que "volver a ir", sino que lo tenga que hacer por tres cochinas perras.

Al final estamos todos en la misma casilla de salida.

Besos, Ra.

Rocket dijo...

Estimada y divina Ra,

Niet, niet, niet, tovarisch.

En Alemania no es que estén bien, ¡es que están mejor!.

Su economía ha crecido casi un 4% en el 2010 y su tasa de paro ha bajado hasta el 7,5% (rozando el paro técnico o Keynesiano). Resumiendo, en Alemani ya no hay crisis de ningún tipo, entran en época de crecimiento y bonanza.

Sus trabajadores son, de media, varios puntos más cualificados que los nuestros y si escasean es, simplemente, porque todos tienen trabajo (menos ese 7% que están en proceso de cambio)

¿Que son uns prepos?, es posible, pero con esas cifras incluso yo sacaría pecho.

En cuanto a lo de las tres cochinas perras, bueno, como siempre depende de con qué se compare y el coste de la vida donde vayan. No es lo mismo Dusseldorf que Berlin, que Ingolstadt, que Munich, etc...

Lo malo, para mí, no es que se vayan por tres perrillas sino que no les quede más remedio que hacerlo porque aquí el tema esté como está.

Para ser usted una diosa le veo poco puesta en los asuntos de garndes pecunios, haga el favor de decirle al santo/a que le asesore en estos temas que se ponga las pilillas o me lo rebaja usted a beatillo/a de lo/as de misa a las 13:00 que no va nadie.

¡Que Alemania va mal, dice!

Me cagoen...

Saludos desconcertados,
Rocket

LA TETA REINA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Quizá mi visión no sea del todo objetiva.

Y es que mi opinión se basa en gran medida en lo que me cuenta una amiga mía que vive allí desde hace años (casada con alemán).

Alucino con las cosas que me cuenta.
Perteneciendo a un estrato social medio, ve igual las cosas que yo por estos lares.

Y te aseguro que desde que ella vive allí, mi visión sobre los alemanes y todo lo que les concierne ha cambiado como de la noche al día.

Una cosa es la información que nos dan y otra la realidad de la gente de a pie, y sino preguntele a ZP, a ver si todo lo que cuenta es verdad.

Sigo pensando que Alemania no va mal, pero no mucho mejor que nosotros.

He dicho. Eso sí, desde mi humilde opinión.

Ra.

(me trastornas ;-)))

Rocket dijo...

Estimada y divina Ra.,

Mucho podríamos hablar de lo que consideramos "vivir bien" en España y allende los Pirineos... que aquí somos "especialitos" y estamos muy mal acostumbrados.

Lo de su humilde opinión se lo perdonaré por esta vez, para la próxima seré implacable. Las opiniones no deben ser humildes, deben ser opiniones, auotirzadas o no, con razón o sin ella.

"(me trastornas ;-)))"

Sí, por suerte o por desgracia causo ese efecto en el género femenino, por mútliples razones y en múltiples sentidos, pero así es.

Saludos besucones,
Rocket

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo (que raro, ¿verdad?)

Besos Blanche D.

Anónimo dijo...

Calla calla que me veo yendo de vacaciones a Alemania a ver a mi hermano... Uf! quita quita

Ra

Muaka.

María. dijo...

Triste Mr. Rocket,

si es triste, que para sacar a un país de la crisis haya que ir a levantar la economía del vecino y como decía mi abuelo igual es algo que hasta nos merezcamos, porque aunque nos duela reconocerlo lo hemos tenido en la mano, hemos sido un país en crecimiento y no lo hemos sabido aprovechar.
Que hay crisis, todo el mundo lo sabe, pero yo, me quejaría mejor, de que lo que nos ha sobrado y nos sobra es mucho " vicio ".
El español, será de los pocas personas que tropieza en la misma piedra montones de veces, bueno y eso sin dejar de decir, que olvida muy fácilmente.

Cuando en España surgió el boom inmobiliario y en las oficinas (abarrotadas ahora) de nuestro querido INEM, se ofertaban empleos de albañiles, encofradores, peones, etc..

" ¿donde tuvo que acudir el Gobierno de España a buscar la mano de obra?"

pues tuvo que hacerlo en todas las embajadas de latinoamérica, de países como Colombia, Ecuador, Bolivia, etc.., de allí vino la mano de obra que levantó a España, Licenciados, médicos, abogados,extranjeros todos,...TRISTE, verdad Mr. Rocket?, pero ha sido la realidad que hemos vivido estos últimos años.
Y mientras, el español solo sabía quejarse, Ay! pobre de ese Licenciado en Económicas que lo llamaron un día del paro para trabajar como peón en la obra de al lado de su casa, y se dijo- Yo?, Licenciado voy a trabajar de peón- no,no,no- y ahora agacha las orejas y se va de "Tornero" a Alemania, la verdad es que si que es triste, pero en esta vida no se puede escupir para arriba, que nos cae todo encima..

Así que tal vez si que nos merezcamos que la Sra. Merkel, venga esta semana y nos dé la palmadita en la espalda, salvándonos así la vida.

Rocket dijo...

Estimada Blanche,

Gotcha!

Estimada y divina Ra,

Esto me recuerda al famoso humorista aquel que siempre decía entre chiste y chiste lo de "vente pa' España, Manolo"

Estimada María,

Sí, es una forma de verlo, está claro... muy sibaritas nos volvimos y ahora casi 5 millones a verlas venir.

Eso sé, lo de la ley antitabaco ha venido de narices para ahorrarse unas perrillas disimulando que no se baja al bar por aquello de que no se puede fumar...

Saludos,
Rocket

Anónimo dijo...

¿hola?, ¡¡¡que más quisieras!!!

Besos, Blanche D.

Anónimo dijo...

Me acordé de ti leyendo esto...

http://berlunes.com/destino-capital-humano

Por si te ape, echarle un ojo.

Besos, Ra.